ajax loader

Titulaciones náuticas

En los últimos tiempos, el número de titulaciones náuticas expedidas en territorio español ha superado las cincuenta mil en menos de un año y medio, y todo ello tan sólo entre personas particulares. Este gran número de titulaciones viene dado en gran parte por el auge de empresas que ofrecen barcos de alquiler por periodos cortos de tiempo y también, porque no decirlo, gracias a una legislación más laxa que facilita y mucho el acceso a un mercado antaño muy exclusivo.

Nuestra escuela náutica Mare Nostrum ha tenido mucho que ver en todo ello y es que este sector es un sector en auge tanto desde la perspectiva de la realización de prácticas de vela, de todo aquello relacionado con el patrón de yate o de la obtención de licencia navegación, así como de titulaciones PER, PNB, etc.

Si se habla de las zonas donde dicho número de titulaciones ha ido más en aumento y donde este tipo de titulaciones están despertando un gran, y renovado, intereses, podemos decir que destacan enormemente las zonas de Catalunya, Murcia y el País Vasco como zonas aportadoras de nuevos titulados.

Todo ello comporta que tanto la escuela náutica Valencia en particular, como el sector de la náutica en general, vuelvan a vivir un periodo de crecimiento en España y que el ambiente esté desbordante de buenos augurios y de optimismo. Las titulaciones PER, PNB y todo lo relacionado con la licencia navegación van al alza y eso se nota en una economía de un sector que ha pasado tiempos algo aciagos durante los años de la reciente crisis mundial de la cual justo ahora nos recuperamos.

De modo que el crecimiento de las titulaciones náuticas tan sólo es la antesala al crecimiento general de un sector que está en franco crecimiento en su conjunto. Un sector que, por ejemplo, también ha visto crecer en casi cifras de dos dígitos (un crecimiento cercano al 10% comparadas con el mismo periodo del año pasado, el año 2016) en el número embarcaciones venidas a lo largo del actual año 2017. Estas cifras de crecimiento suponen un revulsivo importante para un sector que siempre ha vivido pendiente del número de matriculaciones que se daban en un único ejercicio y que ahora ya no vive pendiente tan sólo de esa variable.

También cabe señalar que si bien es cierto que el sector vuelve a ver una luz importante y que el mismo se encuentra en crecimiento, las cifras de ventas de embarcaciones nuevas aún quedan muy lejos de las que se realizaban en periodos previos al estallido de la crisis inmobiliaria a finales de la primera década de este siglo XXI, antes de una de las crisis más importantes que hemos vivido en nuestro país y que se ha vivido en muchos países del mundo en nuestros tiempos modernos actuales.

Y es que en periodos de pre-crisis, el periodo de pre-estallido de la burbuja inmobiliaria el número de embarcaciones nuevas anuales alcanzaba anualmente perfectamente las 13.000 unidades. Actualmente, tal y como se ha podido ver, el mercado crece, pero ni mucho menos se acerca a ese número.

escuela nautica mare nostrum ofrece titulaciones nauticas de todo tipo

Quizá lo que esté sucediendo es que ahora se está recuperando el mercado hasta volver a alcanzar esas cifras o quizás las mismas estaban sobredimensionadas y ahora se están ajustando a la realidad actual, pero sea como sea lo que está claro es que estamos viviendo un cambio de paradigma en el cual nuevos actores, nuevos modelos de negocio hacen que la venta de embarcaciones ya no sea el único motor del sector ni la obtención licencia navegación tenga como objetivo el adquirir una embarcación en propiedad.

Todo lo anterior provoca que en el entorno actual la escuela náutica Mare Nostrum de Valencia, y en realidad cualquier otra, dote de los PER, PNB, prácticas de vela y todo lo que corresponda a personas que pueden acceder de una forma mucho más fácil que antes al sector, de una forma más accesible y que ya no tenga que ver indefectiblemente con la compra de una nueva embarcación, muchas de ellas pueden quererlo para alquilar veleros sin patrón de yate al mando o por muchos otros motivos.

Uno de los datos más relevantes de que todo esto es una realidad que no se detiene es que convocatoria tras convocatoria el número de candidatos que se presentan a los respectivos exámenes oficiales para hacerse con las titulaciones náuticas correspondientes está en claro y neto crecimiento. Un claro y nítido crecimiento que supone todo un balón de oxígeno para el sector y que, de seguir en esta línea, garantiza una buena base para que los próximos años el sector en España tenga unas buenas y sólidas bases de crecimiento.

Todo lo anterior se puede traducir en otro tipo de cifras que certifican el momento dulce y saludable por el cual atraviesa el sector en su conjunto. Otro tipo de cifras como la que nos aporta por ejemplo una de las asociaciones nacionales de referencia del sector como es la ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas) quienes nos señalan que a lo largo del último año y medio por cada barco nuevo que se ha registrado en España existen seis patrones de yate capacitados para gobernarlo.

Sin duda la ratio anterior es una imponente muestra de dos cosas: el gran número de personas interesadas en la náutica en general y en las titulaciones náuticas en particular, y también nos muestra con cifras algo que se está viniendo a decir a lo largo de todo este artículo: existe cada vez un mayor número de personas interesadas en las prácticas de vela y en todo lo concerniente con la náutica en general pero ello no va, ni mucho menos, siempre ligado a la compra de una embarcación para tenerla como propiedad.

Otro dato que nos demuestra que la escuela náutica Mare Nostrum en Valencia en particular y que los sectores de las titulaciones náuticas en general se encuentran en un inmejorable estado de salud es que estas sí que se acercan a los periodos de pre-crisis, al periodo anterior al estallido de la burbuja inmobiliaria.

Así, mientras -tal y como podemos ver- el descenso de ventas de embarcaciones por la crisis fue brusco y su recuperación es importante pero lenta, podemos ver cómo el número de titulaciones náuticas (PER, PNB, licencia navegación en general) actual ya se igualan técnicamente a las del mismo periodo del año 2007.

A todo ello cabe decir que, tal y como ya se ha venido mencionando también con anterioridad, uno de los factores que también ha tenido y está teniendo más incidencia en el incremento del interés por este tipo de licencias es que gracias al cambio de normativa que se ha venido realizando a lo largo de los últimos años.

Un buen ejemplo de lo anterior (y quizá uno de los aspectos destacados y que ha tenido una mayor trascendencia e impacto práctico) es que ahora ya no es necesario -cómo sí que lo era antaño- ser poseedor de una embarcación en propiedad para poder sacarse una titulación náutica para la práctica deportiva.

En nuestra escuela Nautica ofrecemos una gran variedad de títulos náuticos: LN, PNB, PER…

La ausencia de ese importante requisito no ha provocado únicamente que cada vez más personas se animen a obtener una titulación al no requerir comprar una embarcación, sino que ha provocado una explosión en la aparición de empresas de alquiler de embarcaciones. Una buena muestra de ello es el crecimiento del 25% en el año 2017 de las embarcaciones destinadas a empresas que ofrecen servicios Chárter, empresas que operan especialmente desde los distintos puertos catalanes, baleares y valencianos. Dentro de estas empresas, de buen futuro y reciente creación, destacan empresas que operan físicamente y empresas que operan de modo online.

¡Descubre todas las titulaciones náuticas que ofrecemos!

El PER, la titulación más solicitada

La escuela náutica Valencia, y todas escuelas que ofrece este tipo de navegaciones, ha visto crecer el número de titulaciones en general (PER, PNB, etc.), pero sin duda si una de las titulaciones se lleva el cetro a la titulación más solicitada por un mayor número de personas debemos recibirnos entonces concretamente al PER.

El PER (Patrón de Navegación de Recreo), podemos decir que es una licencia navegación que habilita a la gobernación de motos acuáticas de clase C, así como a embarcaciones que tengan fines recreativos que no superen los seis metros de eslora, pudiendo navegar hasta las dos millas náuticas en todas las direcciones de un lugar de abrigo, marina o puerto.

También puede decirse que el PER es uno de los grandes beneficiados de la relajación legislativa. Ello ha permitido que en el momento actual esta titulación sea perfecta para las personas que desean iniciarse en el mundo de la náutica y es sin duda extremadamente atrayente para muchos jóvenes que se inician en estas disciplinas día a día.

Finalmente hay que indicar que, además del PER, también resultan sumamente destacables las titulaciones de Patrón de Navegación Básica (PNB), Patrón de Yate (PY), Capitán de Yate y Patrón de Moto Acuática en sus dos modalidades, en sus modalidades A y B. Todas estas ocupan por orden descendente los intereses de nuevas titulaciones que genera el mercado.

Los mejores títulos náuticos solo las encontrarás en la Escuela Náutica Mare Nostrum